APLICA AHORA AL

May 14, 2024

¿Cuáles son las etapas de una Startup?

Escrito por:
Manuela Rendón, marketing coordinator en Boost AC

El viaje de una startup desde su concepción hasta convertirse en un posible unicornio es una odisea llena de desafíos, aprendizajes y, sobre todo, transformaciones significativas. En cada etapa, desde la Idea hasta su EXIT, estas empresas emergentes se enfrentan a pruebas cruciales de validación, crecimiento y consolidación. Este recorrido, donde las ideas se convierten en productos innovadores y los equipos pequeños en empresas de renombre, es un testimonio de creatividad, resiliencia, visión estratégica y capacidad de ejecución.

Entender estas etapas es fundamental para navegar con éxito el complejo mundo de las startups y el venture capital. Por esta razón a continuación te presentaremos y explicaremos algunas de ellas:

Etapa de Idea (Idea Stage) / Family, friends and fools (FFF)

La etapa de idea, así como lo menciona su nombre, es el terreno de juego de las ideas a la acción. Aquí, el enfoque debe estar en validar la idea del negocio y construir un equipo fundador sólido con experiencia relevante y una pasión inquebrantable por resolver un problema significativo. En este período, los emprendedores recurren a su círculo cercano para obtener capital inicial necesario para dar vida a su proyecto y así proceder con la creación de un Producto Mínimo Viable (MVP) y la captación de los primeros usuarios son cruciales. Las startups en esta fase deben esforzarse por demostrar que existe una demanda real para su propuesta, potencialmente construyendo una comunidad inicial y buscando retroalimentación activa. Los emprendedores deben usar esta etapa para entender a sus usuarios y desarrollar una solución significativamente mejor a lo que ofrece el mercado.

En esta etapa, recomendamos aplicar el marco de análisis del "Trabajo del cliente" (Jobs to be Done), que permite a las startups comprender el objetivo de sus clientes y el contexto donde pudieran contratar su producto. Este enfoque se centra en entender por qué los usuarios incorporarán el producto o servicio en sus vidas, ofreciendo una perspectiva clara para desarrollar mejores soluciones. Además, este análisis fomenta un ciclo de retroalimentación activa y constante con los primeros usuarios, lo cual es crucial para la mejora del producto. La velocidad de aprendizaje y la disposición para pivotar basándose en esta retroalimentación del mercado son habilidades esenciales para navegar con éxito esta fase temprana del desarrollo de la startup.

Pre-Semilla (Pre-Seed)

En la etapa de Pre-Semilla de una startup, el enfoque principal sigue siendo el aprendizaje, aún no es el momento de buscar crecer rápido, y el foco debe estár fundamentalmente en encontrar el encaje perfecto entre el producto y el mercado (Product-Market Fit). Es un período para hacer "cosas que no escalan", lo que significa desarrollar acciones que no requieren una inversión de capital significativa pero son esenciales para comprender que es posible generar valor para los clientes de una forma significativamente mayor que las demás soluciones que existen en el mercado. Durante esta fase, la idea es probar y seguir adaptando ese MVP de su producto que no están destinadas a escalar rápidamente, pero sí a generar aprendizajes críticos.

Esta aproximación es defendida por figuras destacadas en el mundo de las startups, como Ben Silbermann, quien abordó a desconocidos en cafeterías para probar Pinterest. La idea es construir un producto tan atractivo que los usuarios iniciales lo recomienden a otros. Muchos fundadores pueden sentir la tentación de saltarse esta etapa y lanzar su producto a través de la prensa, pero esto rara vez funciona como estrategia a largo plazo.

La etapa de Pre-Semilla se trata de aprender de forma rápida y eficiente para alcanzar el Product-Market Fit lo antes posible para luego poder enfocarse en el crecimiento. Esto a menudo significa poner a prueba las hipótesis de mercado, iterar el producto según la retroalimentación de los usuarios y desarrollar una comprensión profunda de la audiencia objetivo.

Semilla (Seed)

Al alcanzar la fase de semilla, la startup debe haber desarrollado una primera versión del producto ya validada por el mercado e idealmente haber alcanzado el Product Market Fit, o al menos debe tener un modelo de negocios probado. Aquí, la meta es demostrar que el producto puede crecer de forma acelerada con un grupo leal de clientes, al menos en el mercado inicial definido por la startup. Es fundamental que los fundadores se enfoquen en el crecimiento orgánico, como las referencias de usuarios, y en identificar un motor de crecimiento acelerado y sostenible que pudiera ser liderado por el founder (founder lead growth) o por el producto (product lead growth). El ingreso recurrente anual (ARR por su sigla en inglés) suele estar entre 0.5 a 1.5 millones de dólares. Las startups deben usar los fondos para explorar y solidificar estrategias de crecimiento eficaces y escalables.

En esta etapa de semilla, también es crucial establecer una base sólida para la estructura y cultura organizacional de la empresa. A medida que la startup crece, la contratación de nuevos talentos y la construcción de un equipo diverso y altamente capacitado se convierten en prioridades. Esto implica no solo identificar habilidades clave, sino también alinear a los nuevos miembros del equipo con la visión y valores de la empresa. Además, las startups deben enfocarse en construir relaciones sólidas con clientes y socios estratégicos, lo que puede abrir nuevas oportunidades y canales de crecimiento. Esta fase requiere un equilibrio entre el crecimiento a corto plazo y la planificación para la sostenibilidad a largo plazo, preparando el terreno para un éxito continuado en las etapas subsiguientes de financiación.

Serie A

La Serie A representa un momento crucial en el desarrollo de una startup, donde debe evidenciarse un crecimiento acelerado, significativo y sostenible. Con un ARR que oscila entre 1.5 y 4 millones de dólares, la startup debe tener un modelo de negocio sumamente probado y un motor de ingresos que se pueda escalar. La retención de clientes es un indicador vital, demostrando que el producto no solo atrae sino que también satisface y retiene a los usuarios. La financiación en esta etapa se enfoca en acelerar el crecimiento, expandir el mercado más allá del mercado inicial (crossing the chasm) y continuar perfeccionando el producto. Los emprendedores deben centrarse en fortalecer su equipo, optimizar sus operaciones y prepararse para la competencia a una escala mayor.

Durante la Serie A, también es fundamental que las startups comiencen a implementar sistemas y procesos que soporten el crecimiento a largo plazo. Esto incluye la inversión en tecnología y herramientas que mejoren la eficiencia operativa, así como el desarrollo de una estructura de gobernanza corporativa más robusta. Este es un periodo de transición importante de una startup en fase inicial a una empresa más establecida, por lo que se debe prestar especial atención a mantener la agilidad y la innovación que caracterizan a las startups exitosas, al mismo tiempo que se construyen las bases para una operación sostenible y escalable.

Serie B

En la Serie B, las startups entran en una fase crucial donde el enfoque se desplaza hacia la expansión del mercado y la consolidación de su posición en la industria, generalmente con un ARR que supera los 10 millones de dólares. Esta etapa es clave para escalar la operación de la startup, y a menudo involucra estrategias de crecimiento más ambiciosas que incluyen la diversificación de productos, la exploración de nuevos mercados geográficos o segmentos de clientes, y el fortalecimiento de la marca.

En este punto, la empresa debe tener un modelo de negocio sumamente probado, procesos operativos escalables, y un equipo de liderazgo capaz de dirigir la expansión acelerada de la empresa.

La retención y la expansión de la base de clientes se vuelven aún más críticas. Las empresas deben implementar estrategias sofisticadas de marketing y ventas, aprovechando los datos y análisis para comprender mejor y servir a su creciente base de clientes. Además, la construcción de una sólida cultura empresarial y la contratación de talento adecuado son esenciales para soportar el crecimiento acelerado.

Serie C

La Serie C y etapas posteriores representan un periodo avanzado en el ciclo de vida de una startup, donde las empresas suelen tener un ARR que excede los 30 millones de dólares. En estas fases, las startups ya establecidas buscan financiación para impulsar una expansión significativa, entrar en nuevos mercados, realizar adquisiciones estratégicas, o incluso prepararse para un IPO. El enfoque en la Serie C es mantener el ritmo de crecimiento acelerado, perfeccionar y diversificar la oferta de productos, y consolidar aún más la posición en el mercado.

Para las startups en esta etapa, es crucial mantener una estrategia de crecimiento sostenible y gestionar cuidadosamente los recursos a gran escala. La toma de decisiones debe ser impulsada por datos detallados y análisis de mercado, asegurando que la expansión se alinea con las oportunidades reales y la demanda del cliente. La inversión en tecnología, talento y procesos internos debe equilibrarse con la búsqueda de nuevas oportunidades de mercado, manteniendo la innovación como un pilar clave para el éxito continuado. A medida que estas compañías se alistan para enfrentar el análisis público, bien sea mediante una IPO o al captar el interés de figuras clave en su sector, se hace crucial contar con una gobernanza corporativa robusta, transparencia y adherencia a las regulaciones vigentes.

En el dinámico viaje de las startups, desde la etapa de idea hasta la Serie C, D, F, en adelante hasta que la startups haga IPO o sea adquirida, cada fase presenta desafíos únicos y oportunidades de crecimiento. Este artículo es solo el comienzo; hay mucho más por aprender y explorar. Mantente atento a nuestros próximos artículos para profundizar más en el apasionante mundo de las startups y el capital de riesgo.

También te puede interesar

Branding y Diseño: Claves para el Éxito Exponencial de las Startups

Adribel Gonzáles, cofundadora de Paragram, nos explica qué papel juega el branding y diseño en el crecimiento de las startups.

Leer mas >
¿Qué impacto tiene en el ecosistema un fondo de venture capital?

Desplegar venture capital en un ecosistema local permite potenciar el desarrollo de las startups y con ellas del talento y la innovación.

Leer mas >
Métricas para Startups: Términos y Usos

Glosario para emprendedores: mide y comunica el crecimiento de tu startup.

Leer mas >